Universofutbol.com
Tu portal de estadística y fútbol
Jueves 19 de Abril de 2018, Buenos Aires Argentina, Año XVIII, Nº 6678

Liga de Campeones- Temporada 2017/18
Liga de Campeones

Temporada 2017/18

13/04/2018
- Semifinales: Bayern Munich-Real Madrid y Liverpool-Roma
Los partidos de ida se jugarán entre el 24 y 25 de abril, en menos de dos semanas, y los de vuelta, el 1 y 2 de mayo con el horizonte puesto en la final de Kiev el sábado 26 de mayo para cerrar la temporada de clubes a tres semanas del Mundial de Rusia.
11/04/2018
- Real Madrid semifinalista tras perder 3-1 (global 4-3) ante la Juventus
Los italianos fueron valientes, se aplicaron en una presión altísima y pronto llegó el gol de Mandzukic. Marcelo perdió el balón, Douglas Costa buscó a Khedira, el alemán metió un centro preciso y Mandzukic, en el segundo palo, superó a Keylor. El tanto multiplicó la fe de la Juventus y el Pipita Higuaín a punto estuvo de poner el 2-0 en el marcador. No fue así y el encuentro entró en una fase de vétigo, de ida y vuelta, con ocasiones para los dos equipos. El ímpetu de la Juventus emocionaba a Buffon, inmerso en la portería pero con sufriendo cada jugada en la otra área como si fuera la suya. El portero italiano es uno de esos personajes que engrandecen la competición y que contribuyen a que los niños entiendas los códigos del fútbol. Nadie como Buffon para explicar el talante italiano. En el Bernabéu se percibía el runrún de la angustia en los jugadores y en las gradas. Solo Isco parecía imperturbable al temporal. El centrocampista parece jugar de puntillas, delicado en todas sus acciones, y siempre con criterio. Todo lo contrario que Varane y Vallejo, un manojo de nervios, sobre todo el canterano, muy superado esta vez por la exigencia del encuentro. Lo aprovechó de nuevo Mandzjukic, un futbolista que mantiene una relación especial con la Champions. No es poca cosa marcar en finales o en un estadio como el Bernabéu. El croata silenció las gradas con el tanto del croata tras un centro de Lichtsteiner. Zidane no tardó en agitar el encuentro, con la Juve a un solo tanto de darle la vuelta. Fue valiente el francés dando entrada a Lucas Vázquez y Asensio tras el descanso. Y el Madrid comenzó la segunda mitad encerrando a la Juventus. Pero el conjunto de Allegri se sostuvo a partir del aplomo de Pjanic y el desequilibrio de Douglas Costa, inmenso a diferencia de la ida. Persistió la Juve, a base de contragolpes aislados, y se encontró con un error garrafal de Keylor. Al meta se le escapó el balón en el área y lo aprovechó Matuidi. Los de Allegri empataban la eliminatoria. 3-0 ern el Bernabéu. El Madrid lejos de venirse abajo atacó el área de Buffon a base de oleadas. Acumulando jugadores, atacando con todo y primero Isco (gran parada de Buffon) y Varane tuvieron merodearon el gol. Lo que ocurrió en en los últimos minutos ya forman parte de la historia de la Champions. La imagen la dejará Buffon, muerto de rabia y expulsado, ante un penal más que discutible de Benatia a Lucas. Hubo contacto pero la acción deja muchas dudas sobre si fue suficiente para hacer caer al extremo, que se fue al suelo antes del contacto. Lo convirtió Cristiano y no hubo tiempo para nada más.
11/04/2018
- Bayer Munich semifinalista tras igualar 0-0 (global 2-1) ante Sevilla
El Bayern salió a por todas. Heynckes alineó de inicio a sus cuatro fantásticos, con James incrustado en la medular junto a Javi Martínez. Un equipo ultraofensivo que dominó los primeros compases del choque. La elevada presión bávara anuló a Banega y el Bayern logró disparar con peligro en tres ocasiones en los primeros diez minutos. Los bávaros exprimieron un ritmo muy elevado al choque, generando situaciones de superioridad por ambas bandas. El Sevilla, bien ordenado en defensa, logró resistir en los primeros minutos de asedio germano y fue creciendo con el avance del crono. Escudero y Sarabia buscaron portería con sendos disparos que salieron desviados. También pidieron penalti los hispalenses por unas manos de Boateng dentro del área que no vio el colegiado. Bajó el ritmo del partido y el Sevilla avanzó líneas, buscando el área de Ulreich sin llegar a poner a prueba al guardameta alemán. El Bayern, sin embargo, se sentía cómodo con más espacios. Ribéry hacía estragos por banda izquierda y Hummels rozó el primer gol con un zapatazo que salió lamiendo la cruceta de David Soria. El cuadro germano volvió a apretar antes del receso. Ribéry puso a prueba al arquero sevillista con un disparo desde la frontal, que rechazó el guardameta. Instantes después fue Mercado quien tuvo que abortar ‘in extremis’ una asistencia de Müller, cuando el ‘7’ galo se preparaba para empujar el cuero a la red. El arranque del segundo acto fue una copia de lo sucedido en el primero. El Bayern encerró al Sevilla en su área, generando peligro por ambos costados. Lewandowski cabeceó al lateral de la red, mientras que Müller y James pusieron prueba los guantes de David Soria. Cuando peor lo pasaba, el Sevilla gozó de la ocasión más clara del choque. Correa se alzó por encima de Boateng para cabecear al travesaño una falta botada por Banega. Fue un espejismo. El cansancio hizo estragos en el conjunto hispalense que, sin embargo, lograba llegar con el marcador a cero al último cuarto de hora de partido. Montella introdujo tres pares de piernas frescas para buscar la gesta en los minutos finales: Muriel, Sandro y Nolito. Intentó irse arriba el Sevilla, pero les faltó frescura en ataque para perturbar a la infranqueable zaga germana.
10/04/2018
- Roma se convirtió en semifinlista tras golear 3-0 (global 4-4) al Barcelona
El FC Barcelona de Messi dijo adiós a la Champions League en los cuartos de final por tercera temporada consecutiva. En un partido calamitoso, los de Valverde no supieron nucna como frenar a su rivla, mucho más intenso, agresivo y con clarividencia en el juego. Algo tan simple como abrir el campo y centrar balones fue imposible de contrarrestar por los blaugrana. Di Francesco sorprendió cambiando el sistema y planteando una defensa de tres hombres con la presencia de Juan Jesus en la zaga, dando mucha importancia a los laterales, Florenzi y Kolarov. La Roma hizo mucho daño por las bandas en el Camp Nou y su entrenador acentuó el juego por los costados, con centros a Dzeko y a Schick, que destacan por su poderío físico en el juego aéreo. Valverde salió con el mismo once de la ida, con un talante conservador que le pasó factura. Tras una primera ocasión fugaz de Sergi Roberto, la Roma se puso pronto por delante en el marcador. Bastó un pase en largo de De Rossi para que Dzeko ganara la partida a Alba y Umtiti y batiera a Ter Stegen. El tanto dio aún más fuerza a los capitalinos, que presionaron muy arriba y el Barça pasó auténticas dificultades para sacar la pelota. Los envíos en largo de Piqué eran el único recurso para salir del agobio, si bien ello propiciaba rápidas recuperaciones romanistas, con un De Rossi imperial. Messi vio que el escenario se ponía feo y bajó a su propio campo para dar un punto de apoyo, pero fue insuficiente. Tampoco pudo devolver la calma con dos faltas al borde del área. En cambio, la Roma llevaba de cabeza al Barça. Schick tuvo dos remates que acariciaron el gol. En el primero saltó más que Ter Stegen y, en el segundo, cabeceó rozando el poste ante la mirada de un desconcertado Umtiti. El asedio siguió con otro testarazo de Dzeko, que tuvo una espléndida respuesta de Ter Stegen. El equipo sufría y llegó con apuros al descanso con solo un gol de desventaja. El Barça salió en la segunda parte con la idea de salir de la cueva, presionando más arriba, pero una acción puntual puso emoción a la eliminatoria. Piqué agarró de forma clara a Dzeko en el interior del área y el árbitro, a instancias del colegiado de portería, señaló penalti. De Rossi transformó la pena máxima con seguridad. Tocaba despertar urgentemente y el capitán Iniesta cogió la batuta para bajar las revoluciones al partido. El colegiado perdonó la segunda amarilla en una dura entrada sobre el manchego, mientras la Roma ya no veía necesario apretar tanto ya que solo estaba a un gol de pasar. Con balones colegados le bastaba. Así fue como Nainggolan y De Rossi cabecearon dos balones rozando el tanto. La Roma creía en la remontada y con El Shaarawy ganó más pólvora. Ter Stegen evitó el tercer gol en un remate a bocajarro del recién entrado, pero ya no pudo hacer más en otro cabezazo franco a la salida de un córner. Manolas se anticipó a Semedo para poner por delante a su equipo en la eliminatoria. Iniesta ya estaba fuera del campo tras ser sustituido por André Gomes y Valverde puso en liza a Dembélé y Paco Alcácer a la desesperada. Unos recursos estériles. Solo un intento de vaselina del francés en el descuento pudo obrar el milabro, pero el daño estaba hecho.
10/04/2018
- Liverpool semifinalista tras vencer 2-1 (global 5-1) a Manchester United
Los de Guardiola debían adelantarse cuanto antes para minar la seguridad del Liverpool y cumplía con creces su objetivo. Una mala salida de balón red permitía a los citizens recuperar rápido y en dos pases Gabriel Jesús se plantaba ante Karius y hacía el primero. El nerviosismo de los primeros compases le había pasado factura al cuadro visitante mientras que el Etihad se calentaba aún más. El segundo tiempo arrancaba sin Guardiola (expulsado por reclamar un gol de Sané anulado por fuera de juego) pero con un Liverpool diferente. Los de Klopp volvían a ser los del partido de ida; jugando con intensidad, yendo al corte y, sobre todo, haciendo daño al contraataque. Los reds se plantaban en el área y Mané era derribado pero Salah cogía el rechace y definía de manera espectacular. El tanto del egipcio ponía punto y final al encuentro a falta de más de media hora. Tras el golpe psicológico que había supuesto el empate, el Liverpool pudo respirar por fin. Los de Klopp jugaban ya sin presión, con total comodidad y ante un Manchester City nervioso e impreciso. Los sky blues adelantaban cada vez más sus líneas pero esta vez la ofensiva saldría cara. El Liverpool había aprendido de los errores y, siendo fuerte atrás, castigaba al contragolpe. Esta vez era Firmino el que se internaba en el área local y batía al meta con un disparo colocado. Para sopresa de todos, el Liverpool le había dado la vuelta al encuentro. La cara de Guardiola en la grada contrastaba radicalmente con el júbilo de los aficionados reds presentes en el Etihad. El plan de Klopp había surtido efecto y el Liverpool estaba en semifinales. El Manchester City, despechado, intentaba como podía maquillar el resultado. La entrada de Gündogan permitió recuperar la posesión a los locales pero ya de poco servía. La iniciativa citizen era tan nerviosa ya como previsible, pues se basaba en buscar centros al segundo palo que el Liverpool rechazaba con efectividad. Además, Klopp quemaba los últimos cartuchos con la entrada Ings. La sensación era algo extraña, pues el Liverpool esperaba atrás pero parecía saborear cada minuto restante. El Manchester City pudo hacer el empate pero una vez más el linier señalaba fuera de juego, en esta ocasión de Gündogan. El Manchester City volvió cae derrotado por tercer vez en menos de una semana y dice adiós a la Champions. Varapalo mayúsculo para los de Guardiola que si bien dominaron la primera mitad les acabó pasando factura el resultado de ida. Los sky blues jugaban sin red y aunque tenían los medios y el modo, Salah apareció para recordarles que en la Champions deciden los detalles. Y de paso, para devolver al Liverpool a unas semifinales de Liga de Campeones después de diez años.
04/04/2018
- Liverpool logra histórico 3-0 ante Manchester City en ida por cuartos
Los primeros minutos transcurrían con un claro dominio visitante pero estéril. El Liverpool esperaba paciente y a los diez minutos tendría su primera gran ocasión. Los reds pillaban a contrapié a la defensa del City y Salah aprovechaba el despiste de la defensa para cazar un rechace en el área y batir a Ederson con la zurda. A continuación Sané respondía con un disparo cruzado también al contraataque. La inicial posesión local daba paso a un intercambio de golpes en el que el gran beneficiado sería el conjunto de Klopp. Guardiola no renunciaba a su plan de control pero el Liverpool golpeaba más fuerte. Los reds aumentaban la ventaja con un derechazo desde fuera del área de Oxlade–Chamberlain. La línea de tres citizen estaba sufriendo de lo lindo y cada vez superaban menos el centro del campo. Alcanzada la media hora el Liverpool comenzaba a oler la sangre y Mané culminaba el increíble inicio local. El centro de Milner que no despejaba Fernandinho encontraba al senegalés que emergía al segundo palo para rematar a placer. El City seguía sin despertar y el trío red lo estaba triturando. La segunda mitad comenzaba con un susto para el cuadro local. Salah se retiraba del campo con molestias. El City comenzaba a apretar mientras que los reds parecían perder poderío arriba. Los sky blues ganaban terreno y la entrada de Sterling daba más dinamismo arriba a los de Guardiola. Pero los visitantes se encontraban una y otra vez con unos providenciales Lovren y Van Dijk. El Liverpool contenía las acometidas y metía más madera con la entrada de Solanke buscando sentenciar a la contra. La previsibilidad de los de Guardiola apenas provocaba ocasiones de gol y la falta de ideas era palpable. Ni De Bruyne ni Silva tenían recursos ni encontraban a Gabriel Jesús o Sterling. El único que generaba algo era Sané y en una gran jugada podía recortar distancias de no ser porque le señalaban un riguroso fuera de juego. Los de Klopp cerraban líneas con la entrada de Alberto Moreno. El City encaraba la recta final con todo buscando el gol que le diera vida en la eliminatoria. Pero las prisas son malas consejeras y terminaron por ahogar al cuadro de Guardiola. Una vez más (la octava ya) le ganó la partida Klopp al técnico citizen gracias a un gran planteamiento. El Liverpool tiene pie y medio en semifinales aunque quede la vuelta, pues el resultado es cuando menos contundente. Un equipo acostumbrado a tener la iniciativa ofensiva fue vapuleado como ya le sucediera en la Premier. El City se quedó sin anotar y eso le complica en gran medida el pase, pero es que este Liverpool parece decidido a volver a vivir aquellas grandes noches europeas.
04/04/2018
- Barcelona logró contundente 4-1 sobre Roma en juego de ida por cuartos
Le costó al equipo encontrarse y romper la presión excelente de la Roma. El equipo presionaba a destiempo y solo Rakitic acertaba a recuperar balones. Se echaba de menos la inspiración de Iniesta o el destello de Leo Messi. Costaba crear ocasiones y las defensas -de los dos equipos- se imponían a las delanteras. Aún así, Rakitic pudo abrir el marcador pero su centro shot se estrelló en el poste (el 41 de la temporada). Seguro que este gol hubiese cambiado la manera de jugar. No lo hizo y la Roma seguía encerrada. Siempre que Messi intentaba la jugada aparecía una pierna para recuperar el balón. Pudo marcar Suárez en un gran disparo que desvió Allisson que antes ya había cortado un disparo de Messi. Pero lo que son las cosas. Cuando más parecía que los primeros cuarenta y cinco minutos iban a acabar con el mismo marcador con el que se inició el match llegó el primer gol del partido. Una combinación rápida entre Iniesta y Messi se encontró con la pierna de De Rossi que -sin quererlo- envió el balón dentro de su portería. Tantas veces el balón se quedó cortado en el último suspiro que en esta ocasión la última pierna les penalizó. Muy poco ofensivamente lo propuesta por Roma. Se concentraron en presionar y presionar, en vigilar cada acción ofensiva del Barcelona y en salir al contragolpe. Pero Ter Stegen no tuvo que detener ningún disparo de los italianos. Susto para empezar la segunda parte. Los aficionados aún no habían ocupado sus localidades cuando Perotti se adelantó a Semedo y remate de cabeza ligeramente desviado. Sesenta segundos después era Alba quien probaba a Alisson que no blocó el esférico y Suárez remató fuera con todo a favor. La Roma dio un paso adelante, especialmente con sus dos laterales (Bruno Gomes y Kolarov) y el Barcelona naufragaba. Error de Umtiti y perdida constante de balones. Despertó Messi y el '10' probó su disparo perferido lo detuvo Alisson. y goles para animarse Pero cuando más preocupación había en las gradas llegaron los goles del Barcelona. El segundo, como el primero, en propia puerta. En este caso Umtiti celebró un gol que fue obra de Manolas. El central francés remtató al poste y el rechace dio en la espalda del defensa griego. En pleno éxtasis blaugrana llegó el tercero. Jugada de Messi por la derecha, Suárez que dispara ante un Alisson que tampoco blocó y Piqué solo tuvo que empujar el balón. Tercero del Bacelona que, sin hacer un gran partido, dejaba la eliminatoria casi sentenciada. El Barcelona jugaba tranquilo ante una Roma que empezaba a bajar los brazos. Paulinho entró por un Busquets que reaparecía de una lesión y se marchó cabizbajo. Ter Stegen se convirtió en héroe en dos intervenciones consecutivas. Primero en desviar un disparo de Defrel después de un error suyo y después en un trallazo de Perotti que desvió a mano cambiada cuando entraba por la escuadra. Pero ya nada pudo hacer en la tercera ocasión consecutiva cuando Dzeko se anticipó a Alba y fusiló al portero alemán. Estaba tocado el Barcelona. Semedo hizo su única acción positiva de la noche, Denis Suárez colocó el balón y Luis Suárez rompió con su gafe europeo para anotar el cuarto del Barcelona. El último de la noche. 4-1, eliminatoria casi decidida en una noche sin brillo del Barcelona. Más goles que fútbol y un marcador mejor del que nadie podía esperar visto lo que había pasado sobre el césped del Camp Nou.

Mas Noticias

 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Nombre Oficial: Unión Europea de Fútbol
Dirección: Route de Genève 46 - NYON 1260 - Suiza
Teléfono: 41-848/00 27 27 - Fax: 41-848/01 27 27
Web: http://www.uefa.com


Director Periodístico
Mario Lico
Contacto
correo@universofutbol.com.ar
Universofutbol
Productora de Servicios Periodísticos
Licencias autorizadas: www.universofutbol.com y www.universofutbol.com.ar - Todos los derechos reservados | © 2000/18